Entradas

Un paseo por Edimburgo.

Imagen
Por fin he pisado suelo escocés! No preguntéis por qué pero me lo pedía el cuerpo...yo creo que quizás William Wallace tenía algo que ver en ello...
Encontramos fresco y lluvia, y cielos cubiertos casi cada día...pero también una ciudad muy viva y muy abierta al turismo. Pequeña, acogedora y segura...
Así vi yo Edimburgo:

El imponente Castillo que lo domina todo y que descansa sobre un antiguo volcán. Esta es la primera foto del viaje, así nos recibió la ciudad.

Victoria Street, poniéndole color al casi permanente gris escocés.


Jardines de Princes Street en las pocas horas de sol que tuvimos. Nosotros, y media ciudad, nos tumbamos en la hierba a ver pasar las nubes sobre nosotros y a tostarnos al sol del norte.

Y a tomar un cafecito rico!

Portobello Beach, la playa de Edimburgo, desierta en pleno verano pero con un enorme paseo que recorrer y terracitas en las que descansar y ver el mar.

Mar abierto al fiordo y a los vientos del norte.
Y terrazas, de esas dignas de Instagram, como la d…

Vacaciones

Imagen
Sentir que tienes todo el tiempo del mundo para usarlo como quieras no tiene precio.

Que durante la próxima semana no habrá alarmas, prisas ni obligaciones mas allá de cogerle de la mano y verle crecer, y ver puestas de sol interminables, y sentir el sol sobre la piel... pero también saber que nada es infinito, que hay que vivir cada día como si fuera el último.

Vacaciones! no...TIEMPO!

Nunca me ha parecido más acertada esa frase de que "El tiempo es oro". Yo, por algo más de una semana, seré rica...

Felices vacaciones!


"El desayuno", de Luis Alberto de Cuenca.

Imagen
Hace tiempo me crucé con Laura Ferrero y su blog Los nombres de las cosas y descubrí con ella a Luis Alberto de Cuenca, alguien de quien nunca había oído hablar y a quien ni siquiera ponía cara... y no entiendo por qué!

Pero la vida tiene estas cosas curiosas que pasan a veces, que cuando has oído hablar de alguien una vez luego te lo encuentras hasta en la sopa. Como cuando vives a dos calles de alguien que conoces pero con quien nunca te encuentras, pero un día coincidís en medio del ruido del mundo, y de pronto es como si los ritmos de ambos se acompasaran y se colocaran paralelos...y empiezas a ver a esa persona en todas partes...
Pues así empecé a encontrarme yo con este hombre-poeta-desconocido en todas partes, en Pinterest, en blogs...y un día, en una de mis frecuentes reconexiones con el mundo radiofónico, me lo encontré colaborando con García en Ciudadano García de Radio Nacional. Y me gustaron sus letras, y lo mucho que sabe de literatura. Aquí os dejo lo que sonó aquel día en…

There I go, Scotland!

Imagen
Pues ya está: 2017 será el año de mi idilio escocés. Decidido y ejecutado. 
Porque una no se puede resistir a ciertas cosas cuando se las ponen tan pero tan en bandeja. Porque sí, señores, el amigo Ryan (Air) me ha escuchado, y ha puesto un enlace directo Vigo-Edimburgo que me ha alegrado el año!
Porque mira que no habré despotricado yo con lo de que Galicia está fuera del mapa viajero, que para todo hay que pasar por Madrid, cuando no por el país vecino (Oporto es el cuarto aeropuerto gallego)... que somos la periferia de la periferia...bla bla bla... Pero hete aquí que el 2017 nos ha unido con el mundo y a mi con esto... 

Tengo muchas ganas de escapar unos días y ver bonituras y piedras distintas de las habituales... góticas por ejemplo...


Chicos con falda...

Tengo pensado seguir los pasos de Robert Langdon y acercarme a la Rosslyn Chapel y curiosear a ver qué encuentro ...

Visitar la playa de Edimburgo... si, sí, Edimburgo tiene playa y se llama Portobello. Y a ella se asoma un es…

Mis fotos

Imagen
Me gusta mucho hacer fotos. Pero mucho.
Lo mío con al fotografía viene de cuando empecé a estudiar Restauración, hace 15 años. Me quedé fascinada con las clases de fotografía, y me tomé muy en serio lo de salir a hacer fotos al mundo como uno de los ejercicios obligatorios en la asignatura, cargada con una cámara reflex de objetivos intercambiables (que mi cuñado muy generosamente me prestó) y con la que me dejé el sueldo que no tenía en carretes en blanco y negro.
A partir de ahí creo que ya no paré de mirar el mundo como si lo hiciera a través de una cámara, buscando sobre todo luz y cómo ésta ilumina y transforma momentos y objetos.
Lo mío es pura afición. Como todo lo que emprendo, normalmente lo perfecciono hasta el nivel usuario y ya me conformo. No voy más allá. Pero la Canon EOS 1000D que compramos en casa hace unos años me ha dado muchas satisfacciones, y desde que adquirí el 50 mm soy una forofa de los retratos. 
Hace unos días, viendo fotos pasadas me di cuenta de que hay …

CAXADE. E isto é o amor.

Imagen
Pues por ser miércoles, un día tan prosaico o tan mágico como uno lo quiera ver, hoy os traigo mi banda sonora de los últimos días, cargada de magia, circo, poesía y amor, sobre todo amor.


CAXADE. E isto é o amor.

Son gente de aquí, de la tierra, musicazos como la copa de un pino, que al escucharlos no sabrías decir si estás en medio del París de Amèlie o en una verbena popular gallega. 
Posiblemente son la mezcla perfecta de las dos cosas.
Son de aquí al lado, como quien dice, y suenan así de bien.
Y cuando suenan en el salón, Mateo y yo olvidamos los pies y volamos por la casa, aunque llueva fuera, aunque llevemos una semana sin dormir por los mocos, aunque a veces los días se hagan cuesta arriba... la música siempre aligera el alma!
Disfrutadlo!

Bartolini: Maternidad

Imagen
Bartolini: Maternidad. Rijksmuseum. Amsterdam

Porque es esa gran desconocida de la que nadie te cuenta todo nunca, ni aunque pongan todo el empeño.
Porque te hace aprender tanto de la vida y de ti misma que pareces otra.
Porque es un reto diario que hay días que crees que no vas a superar.
Porque es el para siempre más rotundo que dirás en tu vida. Y al que no querrás renunciar nunca.
Porque nunca pensaste que no tendrías tiempo ni para darte una ducha de 5 minutos sin interrupciones.
Porque no siempre sabes si lo estás haciendo bien...y nadie te va a contestar la pregunta.
Porque un abrazo de esos brazos pequeñitos es lo más tierno que sentirás jamás.
Porque nunca tu vida estuvo tan patas arriba, para bien y para mal.
Porque es la montaña rusa más alucinante a la que te subirás, descubriendo sensaciones, sentimientos y actitudes propias y ajenas que no sabías que estaban ahí.
Porque llorarás a pleno pulmón de impotencia, pero también de amor, de felicidad y de celos incomprensibles.