Le Joola

Parece que comenzar una nueva etapa en la vida y en la bloggosfera ha de ser sinónimo de buen rollo, de felicidad y vibraciones positivas, verdad? Pues lo es, sin duda. Pero si por algo me gusta publicar en el blog es por darle voz a causas que me parecen justas. Y creo que es una de las mejores maneras de empezar esta aventura, dando voz a algo que este domingo me dejó sin palabras a la hora de la comida, intercambiando risas y charla en la mesa con los míos.

Mi hermana nos preguntó de pronto si nos sonaba el nombre de Le Joola. La respuesta fue no. Y ese es el principal motivo de que hoy hable de esto. Ese no.

Le Joola era un barco. Como el Prestige.

Llevaba 2000 pasajeros, como el Titanic, no sólo crudo.

Este año se cumplen 10 años del Prestige y se cumplieron 100 del Titanic. Pero pocos sabemos que pocos meses antes de hundirse el Prestige frente a Fisterra, se hundió el Le Joola frente a las costas de Gambia; y que sólo se salvaron 64 de los 2000 pasajeros. 


Y de qué nos enteramos aquí? De nada. Yo por lo menos. 

Porque estábamos demasiado ocupados con nuestro propio desastre. Es así. Mientras la marea blanca de la solidaridad desbordaba nuestras costas, la marea del olvido se llevó a casi 2000 personas que se subieron a un barco construido para 600 sin que nadie le pusiera freno.


Y da igual. Los telediarios no abrirán mañana con el recuerdo de la tragedia, y si lo hacen será porque alguien se acordó de ellos en El Pais de este domingo devolviéndoles la voz.

Porque no son el primer mundo, no importan. 
No eran europeos ricos en el viaje inaugural de un coloso "insumergible". Eran gente corriente que iba a realizar un viaje corto a Dakar, en un barco demasiado pequeño que siguió a rajatabla los principios de la física y se hundió.

Mañana se cumplen 10 años.

Y alguien más les recordará.

Comentarios

  1. pues yo también me puedo unir a ese no, y me da mucha rabia…, y de cuántas cosas no nos enteramos, no interesa!... la verdad es que no hacemos más que mirarnos el ombligo, y ahora estamos muy preocupados por nuestra crisis, cuando la crisis de verdad la sufren los que no tienen agua o comida, o los que están sufriendo guerras o huyen de ellas… como los que saltaron el otro día a la isla de Tierra, es una vergüenza lo que hicieron con ellos, así se oculta el problema… y no hacemos nada. Yo la primera, por eso me parece genial tu iniciativa, la temática que has escogido, es un buen principio.

    besitos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dublín + Howth: saboreando Irlanda.

15 años

En globo por la Capadocia