Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013

Chand Baori

Imagen
Me encanta descubrir cosas extraordinarias, así por casualidad, y dejar que me fascinen.
Es lo que me ocurrió con este sitio que no puedo dejar de mostraros: 
Chand Baori, el templo de los mil escalones.
Vi una foto de casualidad esta semana en algún sitio, en algún blog probablemente, y me dejó fascinada.
Aqui está: 

Está en Rajastán (India), cerca de Jaipur, y es un aljibe, un depósito de agua! Posee 13 niveles escalonados, 3500 escalones y más de 20 metros de profundidad. Y se construyó allá por el siglo IX.

Está rodeado de templos y de dependencias, a cada cual más impresionante.

Es increíble lo que el ser humano puede hacer cuando se lo propone...

Pura catarsis

Imagen
Lo que es la vida!
Hace un año estaba entonando cánticos esperpénticos para que lloviera (sí, sí, podeis verlo aquí) porque la sequía estaba haciendo de mi Galicia...otra cosa.
Este 26 de marzo nos encontramos a punto de salir nadando, o de que os salgan champiñones sobre los hombros, porque no para...

Y aunque en otras épocas del año me podría amodorrar... las lluvias primaverales me sacan a la calle. Sí, no, yo tampoco lo entiendo.
Esta tarde llegué de trabajar, y cuando entré en casa sólo me apeteció ponerme la ropa de lluvia y salir a mojarme...

Me paré al borde del Miño, mirando Portugal ahí enfrente, sintiendo el viento y el agua en la cara, respiré hondo ...y me sentí taaaaan bien!!
Mi hermana había llegado a casa media hora antes mojada como un pito pero con una sonrisa radiante en la cara...y pensé yo, "¿por qué nos gustará tanto mojarnos bajo la lluvia?, ¿algún gen extraño que tan sólo compartimos ella y yo?, ¿herencia de los paseos bajo la lluvia pisando charcos de nuestra i…

Desconecting

Imagen
A veces, la publicidad trae momentos de buen rollo como este...


A veces me pilla en el coche, de aqui para allá, con lluvia y cansancio... Y me hace sonreir...
Ya se os ha escapado la sonrisa?
Desconecting! E disfrutaaaaaaaa!

Soñando Escocia

Imagen
Cuando un viaje empieza a tomar forma en la mente siempre entra una sensación parecida al miedo. Supongo que a lo desconocido. Me acuerdo del año pasado cuando decidimos ir a Turquía: se nos presentó la oportunidad via email, y era una cuestión de decisión. Vamos? no vamos? Valdrá la pena? Es esa sensación de miedo como la de antes de tirarte a la piscina, y que se transforma en alivio y emoción una vez que la tomas. 
Ahora vuelve a pasar. Estoy planificando el viaje de este verano. No sé si al final nos iremos, pero en los dos últimos días no dejo de visitar blogs y páginas de información, y ahora que ya la conozco un poco más, me apetece aun más:
ESCOCIA
La idea es viajar a Edimburgo, calificada como una de las ciudades más bellas de Europa, y de ahí coger un tren hacia las Tierras Altas (Highlands), o un bus, parando en Mallaig o Inverness, ya veremos... e incluso alquilar un coche y arriesgarnos a conducir por la izquierda para ver paisajes impresionantes y conocer gente del lugar.…

En la frontera

Imagen
Sigo aquí. No me he volatilizado. Sólo he estado semana y media sin ordenador y sin mucho tiempo...
Y aquí estoy, viviendo una época de cambio, viviendo en la frontera, y nunca mejor dicho, pues me he trasladado por trabajo al sur de Galicia, a A Guarda, y desde mi balcón se ve Portugal. Y esto ya constituye en sí un auténtico acontecimiento en mi vida. 
Porque todo es distinto. Porque vivir en la frontera tiene su intríngulis...
Y me explico.
- Asomarse al balcón y ver el país de enfrente. Sí, no el pueblo, o la aldea de enfrente, no, el país. ¡Allí enfrente no manda Rajoy! Estoy pensándolo seriamente... 
- Poner la radio y en vez de la Ser coger Radio Renascença, que es como M80 pero en portugués y ponen muy buena música. Pero esto de la radio es importante y os digo por qué: me paso entre 8 y 9 horas metida en una iglesia con la única compañía de un hermoso San José del siglo XVII, hermoso sí, pero algo tímido. Y normalmente suplía el silencio con los programas de la Ser, de maner…