jueves, 25 de julio de 2013

A vivir!

Vacaciones!

Me voy al verano...


Al sol...

Al tiempo infinito...


Al barroco en cada esquina...


Al mar Mediterráneo... ese símbolo de sol y calor, que tan bucólico e ideal nos parece a los del norte...

Me voy, con el corazón triste por los que ya no irán a ningún sitio nunca más, porque su vida quedó entre los hierros de un tren.

Me voy...a vivir, a celebrar que seguimos aquí, que el mundo es hermoso y quiero conocerlo...

Me voy...

...enseguida estoy de vuelta!

viernes, 19 de julio de 2013

Fotos fijas

A veces dudo de si primero fueron los recuerdos o la fotografía. Porque cuando pienso en mis recuerdos, aparecen como imágenes fijas, como si llevara un álbum de fotos virtual en mi cabeza. Son escenas sin movimiento. Tal vez con sensaciones y olores, pero sin movimiento, sobre todo cuanto más atrás voy en la memoria.
 

Hasta hace bien poco creía que había tenido una amiga imaginaria en el cole. El caso es que yo tengo un claro recuerdo (en foto fija) de una niña morena, con el pelo infinitamente largo sujeto en dos coletas a los lados de la cabeza, y el mandilón a rayas del cole. Se llamaba Saleta, nombre que no he vuelto a oir en la vida, de ahí parte de mis sospechas. Mis amigas y compañeras del cole desde la infancia más infancia no la recuerdan...

Pero este invierno nos juntamos en una divertida cena las antiguas alumnas de nuestra promoción del cole. Os acordais?, lo conté con emoción aquí... Y resulta que una de ellas, sí, sólo una, se acordaba de ella... Bien! no era imaginaria!

Pero la verdad, como si lo fuera... el resto no la recuerdan, yo sólo tengo una foto fija....y nunca más estuvo en el cole, sólo un curso... no se qué fue de ella.

Es curioso que haya cosas que tu cerebro decide recordar sin motivo aparente... qué cosas decides que te marcan:

La tortilla francesa con azúcar de la guardería

Ver a mi hermana mayor ir al cole dese la ventana, y querer ir con ella...

Una inyección en el culo que me dolió durante 3 días....

Cuando conocí a Ana, en primero de preescolar, sentadas a la misma mesa... ya hasta que terminamos E.G.B.

La vez que papá no llegó en el avión, y nos volvimos de Santiago sin saber nada de él...llorando como una magdalena hasta casa. La era móvil aun estaba lejos...

El bizcochón de Caldas en los viajes de ida y vuelta a Ferrol.
Playa de Ponzos, Ferrol.
La sopa en botella de cristal en la playa de Ponzos con mis abuelos, en pleno verano!!

El tacto de la alfombra peluda de la salita de estar, donde nos tumbábamos a ver Un, dos, tres los viernes por la noche...

Uf, sigo???

Otro día más.

viernes, 5 de julio de 2013

El arte de Miguel Angel

Hay pocas cosas tan increíbles como entrar por la puerta de la Galleria della Academia de Florencia y encontrar el David de Miguel Angel al final del pasillo.



Es el icono de la ciudad de Florencia, la escultura que hay que ver.



El ritual es: hacer cola, no tan larga como en los Museos Vaticanos, pero cola al fin y al cabo. Mientras esperas te puedes tomar un macchiato en el bar de enfrente, que sabe a gloria. Y entrar por fin y dejarte maravillar primero con los esclavos inacabados, y allá al final de la Gallería, un imponente bloque de mármol blanco de 5,2 m de altura en forma de hombre formidable.



Es impresionante, no se puede decir con otra palabra. La hizo Miguel Angel entre 1501 y 1504, antes de que le encargaran en Roma su obra más ambiciosa, los frescos de la Capilla Sixtina. El siempre dijo que era escultor, no pintor y aquí queda más que patente.

El cuerpo de David es una sola pieza que salió del bloque de mármol como si estuviera escondida en él. Y Miguel Ángel eligió el momento previo a su enfrentamiento con Goliath, lleno de tensión y de la terribilitá que se le ha asociado siempre.

Fue concebida para situarse en las alturas, sobre los tejados del Duomo de Florencia, de ahí las ciertas desproporciones que se le han achacado siempre: la mano derecha desproporcionada, muy grande, o incluso la cabeza. Al fin y al cabo, se concibió para ser vista desde el suelo.



Estuvo muchos años en la Piazza della Segnoria de Florencia, donde hoy en día la sustituye una copia también en mármol y a tamaño real.

Pero hay que ir a la Galleria, para mi merece la pena contemplar el mármol que el mismo Miguel Angel esculpió. Y así la vi yo por primera vez, en 1998...


No me lo podeis negar, Miguel Angel era un genio con las anatomías!!!!