¡¡¡Libros, libros!!!

Ojalá le pudiera dedicar a la lectura todo el tiempo que quiero. Ojalá le pidiera dedicar a muchas otras cosas el tiempo que quiero... pero esto es así. Al menos las horas de playa han servido para que terminara un par de cositas que vale la pena recomendar...

El maestro del Prado. Javier Sierra.
Ideal para amantes del arte y del Museo del Prado como yo. Lleno de misterio y cuadros míticos. Un gran entretenimiento veraniego, con el que además se aprende mucho.


Brújulas que buscan sonrisas perdidas. Albert Espinosa.
Este ha sido sin duda el verano Espinosa. Me encanta este hombre, ya os lo comenté alguna vez. Ya he leido Si tú me dices ven... y me he tragado sin complejos las dos temporadas de Pulseras rojas. He llorado a lágrima viva hasta horas que mi horario laboral no me permitía... en fin, fan fan total. Y cuando mis queridas amigas me regalaron este, lo acogí como un tesoro. Empecé a devorarlo una tarde de primavera bajo la sombra de un árbol...y enseguida me enganchó. Pero tengo que decir con todo el dolor de mi corazón, que me ha resultado muy gris, muy triste, muy pesimista. Tiene la magia propia del universo espinosa, pero es tan triste...que te deja el corazón en un puño. Y a mi modo de ver, abusa un poco de los puntos suspensivos. Pero bien, hay que leerlo.

Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo. Albert Espinosa.
El santo de Jorge, evidentemente, es el día de San Jordi, el día del libro. Así que solemos ir a buscar un libro de bolsillo que le apetezca y se lo regalo. Y el día de mi santo hemos acabado haciendo lo mismo. Así que dos días antes de salir para Sicilia, encontré este tesorito espinosa, pequeñito pero intenso, que me leí en 4 horas, las dos de ida hasta Palermo y las dos de vuelta. Una compañía perfecta para un vuelo con alguna que otra turbulencia y mucho trapanés ruidoso... con las misma sensibilidad propia del autor pero con un toque ciencia ficción que me encantó y me sorprendíó a partes iguales.


Nosotras que no somos como las demás. Lucía Etxebarría.
Dos veces empezado...y por fin acabado. A veces hay libros que se te atragantan y con este me pasó. Pero esta vez lo terminé y debo recomendarlo. Son las historias de cuatro mujeres jóvenes y sus inquietudes amorosas y sexuales. Y me encantó la manera de escribir de esta señora. Ya me encantó en su día Un milagro en equilibrio y este acabó de confirmarme lo que ya sabía, que escribe muy bien, que usa todo el lenguaje a sus disposición para hacer descripciones tan peliagudas como una fantasía sexual. Así que no dejeis de leerlo.

He cogido para continuar La luz en casa de los demás, con el que aún estoy empezando y recomendado por Dina, lectora empedernida y con buen gusto, así que por el momento, promete.


Y pido, por último, opiniones. He oído algo de Cometas en el cielo, de Khaled Hosseini, autor afgano con 35 millones de libros vendidos. Lo buscaré... alguien lo ha leído??


Mi verano lector no ha estado mal, eh?

Feliz miércoles!

Comentarios

  1. Del último no puedo decirte nada porque no lo he leido, pero desde ya te digo que el de Luz en Casa de los demás es una preciosidad

    ResponderEliminar
  2. Buffffffff! No se qué hago con mi tiempo............. Creo que Cooper sale demasiado! Jijijijiji

    ResponderEliminar
  3. A mi tambien me fascina leer, pero Albert Espinosa no es lo mio...el chico me cae bien, y creo que es un ejemplo de superacion, pero su forma de escribir...no se con sus libros me pasa que espero demasiado de su titulo y al final queda en nada...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dublín + Howth: saboreando Irlanda.

15 años

En globo por la Capadocia