2013

Hace un tiempo me propuse llegar al último día del año y no hacer propósitos para el siguiente porque no suelen cumplirse y el estrés que eso me causa es morrocotudo...

Pero si me di cuenta de que es estupendo mirar hacia atrás, contemplar los últimos 365 días y darte cuenta de que han sido estupendos...

Así que toca hacer recuento...


- 3 países

- 2 grandes viajes

- familia, muuuucha familia

- 2 viajes pequeños

- premios inesperados que nos llevaron a empaparnos de la Ribera del Duero y sus vinos y paisajes

- descubrir comidas y gentes

- el embarazo de Sandra, al fin, otro milagro en este año

- los colores del desierto

- el cielo del desierto

- el silencio del desierto...

También fue el año en que menos vacaciones he tenido, en el que más horas de trabajo he hecho, quizás en el que menos libros he leído, el que menos tiempo he tenido para el blog... sabréis disculparme...

En el que volví a vivir un tiempo con mi hermana, en el que me enamoré del sur y de la frontera con el Miño, en el que no paré....

Ha sido un año estupendo!

Al 2014 le pido que se porte bien, que no me falten ilusiones, ganas, trabajo, amigos y los míos siempre cerquita para seguir riéndonos. 

¡¡¡¡Feliz 2014 a todos!!!!

Comentarios

  1. Tal cual, Morla! A seguir viviendo con perspectivas de disfrute! Un abrazo grande y te sigo acompañando! Buen año!

    ResponderEliminar
  2. Así es guapa, siempre positivas, feliz 2014.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dublín + Howth: saboreando Irlanda.

15 años

En globo por la Capadocia