Secretos confesables

Me gusta One Direction.

Ya está.

Ya lo he dicho...

Este va a ser un post de confesiones confesables. Porque no soy la única, no, no, no...

Somos cuatro locas "adultas" que parece que no queremos dejarnos arrastrar por los 35 hasta sus máximas consecuencias, y que nos ponemos en trance cada vez que suena esto en la radio...


Bueno, al menos Dina y yo...
Porque tooooooda la culpa es de mi querida y estupenda Dina de Oltra Bitácora, amiga, que se dice de toda la vida, que en algún momento, creo que empezó aquí, nos metió el gusanillo en el cuerpo haciéndonos volver a las adolescencias añoradas

Y nos colgamos del whatsapp como niñas de doce años... buscando los momentos a lo largo del día... quién nos lo iba a decir!

No sé si es el efecto One Direction, o el efecto Whatsapp, o los 35 que me hacen pensar en muchas cosas, pero siento que he recuperado algo que había perdido. Después de un tiempo algo alejada, o esa era mi sensación, ahora no quiero perderme nada, son mis amigas desde el cole y las quiero conmigo, saber de ellas cada día, loquear juntas... simplemente. Es muy sano, y muy bonito. Y lo estoy haciendo. Y pienso seguir haciéndolo. 

Pero vayamos a lo importante...¡¡¡mirad qué cinco!!!


En fin, ya me veis... de atar!
Pero escuchad la canción, os la recomiendo para alegraros el día.

 Lo demás son cosas de la edad...jajaja...!!!

Y feliz viernes!

Comentarios

  1. La verdad esq lo pasamos teta!! Jajajaja y amigas forever, ya sabes q siempre tendré una ocurrencia en el bolsillo para las sucesivas reunificaciones. Besosssssss. Te quiero tela!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dublín + Howth: saboreando Irlanda.

15 años

En globo por la Capadocia