180 grados y mil satisfacciones

Toc toc.....hay alguien ahí?

Llevo meses sin pasar por aquí a escribir. Lo echo de menos... a leer sí me he pasado, cada semana un poquito para ver qué tal os va. 

Tengo un montón de cosas que contar, de fotos que enseñar y de planes que compartir. Quereis leerlos? Bueno, alguien habrá que me siga leyendo en algún rincón!

Mi vida está dando un giro de 180 grados. Creo que es la mejor manera de resumir mi estado actual. He estado que no paro, como siempre, trabajando mucho y enriqueciéndome mucho. He tenido la oportunidad de dirigir en un proyecto de restauración a un grupo de estudiantes que me daban al principio el mismo miedo que un mastín leonés, por lo desconocido y porque no soy profesora... y no sabía cómo iba a resultar todo. Y me han conquistado...

Ya vereis que este post va de enamoramientos

Me he enamorado de ellos, de sus risas, sus coñas, su manera de ver el mundo y de apasionarse con todo. Me han hecho darme cuenta de que mis veinte ya quedan lejos, es cierto, pero ha sido muy enriquecedor. Y me he reído tanto! 



También ha servido para darme cuenta, con gran satisfacción, de que sé hacer mi trabajo y de que sé transmitirlo. Y eso además, me hace sentir muy satisfecha conmigo misma. Creo que no se puede pedir más!

Bueno sí, algo más.

Porque en esta época de enamoramientos me di cuenta de repente de que estaba completamente loca por mis sobris, esos peques que amenizan los cafés con mis amigas y que son lo más achuchable del mundo. Y por supuesto, también caí en la cuenta de que no podía llevármelos para casa. Así que mi compi de piso y yo tomamos la decisión más difícil de nuestra vida... y con mucho miedo y mucho nerviosismo...seremos papis en enero!

Sí, yo.... mamá!

Buf, es abrumador, he de decirlo. Desde el minuto 1 me di cuenta de que era algo enooooooorme, y cuando vi el latido del corazón con seis semanas tuve la sensación de que era como magia...

Y así estoy, feliz como una perdiz, cagada de miedo y al tiempo ansiosa...

Y entremientras nos hemos ido cinco días a Dublín, que no han tenido desperdicio y que ya contaré y mostraré en próximos posts.


 
Porque he vuelto.

Y me quedo.

Feliz martes!

Comentarios

  1. enhorabuena!!!!!
    disfrútalo mucho, es magia total!
    besos

    PD. me alegro de leerte de nuevo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dublín + Howth: saboreando Irlanda.

15 años

En globo por la Capadocia