La Piedra del Destino

Supongo que hoy más que nunca es el día adecuado para un poco de Historia escocesa.
 

Desde que planeo viajar a Escocia, he leído un montón de cosas y hasta me he comprado la Lonely Planet, que espera pacientemente en la estantería del salón. Un año de estos...

Y hoy Escocia está más que nunca en las portadas. Y la historia de su Piedra del Destino es digna de contar.

Aunque suene muy a Señor de los Anillos, la piedra es un mero bloque de piedra arenisca a la que se dotó de un gran valor simbólico pues presenció las coronaciones de los reyes escoceses durante la época medieval. 


La leyenda primitiva cuenta que fue sobre esta piedra sobre la que Jacob cayó dormido y soñó con la Escalera de Jacob, pasaje relatado en el Génesis y motivo representado múltiples veces en el arte. Aquí os dejo la versión de William Blacke, artista británico que me encanta.



Quizá por este gran simbolismo, y por intentar despojar a Escocia de sus rasgos básicos de identidad, el rey inglés Eduardo I en 1290, la robó y la trasladó a la Abadía de Westminster en Londres, donde se empleó durante siglos en la coronación de los reyes ingleses.

No fue hasta 1996 que Inglaterra la devolvió a Escocia, aunque con la condición de que para la siguiente coronación real volvería a Westminster.
Hoy en dia se puede contemplar en el Castillo de Edimburgo, junto a los Honores de Escocia: cetro, corona y espada del estado.

Hoy se vuelve a escribir un capítulo más en la Historia de Escocia e Inglaterra. Volverá a coronar a un rey inglés algún día la Piedra del Destino? William Wallace tendría mucho que decir al respecto...

Los escoceses deciden!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Dublín + Howth: saboreando Irlanda.

En globo por la Capadocia

15 años