Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2015

Baileeeeeemos!

Imagen
Todos tenemos una idea en nuestra cabeza de la imagen que damos. La tenemos. Todos.
Unos con más acierto que otros.
Porque yo me doy cuenta a veces de que la idea que yo tengo de mi misma en la cabeza y la que tienen los demás no tiene nada que ver. Y no quiero creer que los demás no me conocen. Eso fue lo primero que pensé, lo pensé durante mucho tiempo. Y he llegado a pensar que quizás yo no me muestro como creo que lo hago...
Pero no, hay otra opción: que lo que nosotros recordamos de nuestras vidas no es lo mismo que recuerdan los demás. Y ahí es donde la imagen cambia. Y hace poco me di cuenta hablando con mis amigas de toda la vida. Algunas me recuerdan encantada de la vida saliendo a bailar por ahí de fiesta, y yo en cambio tengo una idea de mi misma que es que no me gusta lo de salir a bailar. Quizás yo me quedé más con el recuerdo de las noches aburridas en las que me iba para casa y me ponía a leer un libro... (de las que hubo unas cuantas...).
Pero claro, esto me hizo pens…

Marruecos: el Desierto

Imagen
Erg Chebbi es una inmensa duna de  22x5 km y es la única del Sahara en Marruecos.
Es una inmensidad de arena naranja que se extiende hasta el horizonte, con los colores más increíbles que hayas visto jamás.
Es la puerta del desierto, ya cerca de la frontera con Argelia, donde la vida se vive tranquila, y desde hace un tiempo, con la presencia constante de los turistas.

Al borde del desierto se sitúan varios hoteles o albergues, que organizan salidas en camello al desierto para dormir en jaimas, y  volver a la mañana siguiente con el espíritu renovado.
Alí el Cojo es uno de ellos, todo hospitalidad y buen hacer.
Con él nos fuimos a pasar una noche en el desierto bajo las estrellas en plena Navidad, y puedo aseguraros que fue la Nochebuena más peculiar de las que he vivido.

Pero antes... nos subimos a lomos de nuestros camellos y con su paso lento y cadencioso nos aventuramos por las arenas naranja. 

Porque son naranjas, como la tierra de Marruecos, dejando paisajes bicolor en los que e…