Ingres y La Tour en Madrid.

Aunque el arte es lo mío, hacía tiempo que estábamos teniendo una crisis en nuestra relación. 

Desde que en COU la profesora de Historia del Arte me cantó las maravillas del arte griego y sus templos perfectamente armoniosos y proporcionados, me enamoré sin remedio. Y me dediqué a ello, primero aprendiendo la teoría y después aprendiendo a poner en práctica las medidas necesarias para preservarlo. 

Pero el tiempo te va cambiando, te vas reciclando, le vas dando paso a intereses nuevos...y acabas dándote cuenta de que quizás lo tuyo habrían sido más los idiomas y una profesión un poco más internacional.

Eso si, la esencia permanece y el arte sigue ahí. Y te sigues maravillando con esculturas, templos y cuadros, y viajas por el mundo de museo en museo, igual que siempre. 

Así que un día el Museo del Prado planifica una exposición sobre Ingres. Y te vuelve a picar el gusanillo de ir a Madrid a hacer un repaso... a ver esas odaliscas y esas perfectas líneas neoclásicas. 

La gran odalisca. Ingres.

Y luego te enteras de que también tienen proyectada una de La Tour... y ya entras en éxtasis artístico, de ese que hacía tiempo que no te pasaba. 

Magdalena penitente. Georges de La Tour.

Y al final, buscando información te enteras de que van a coincidir en el Prado durante un mes, de fines de febrero a fines de marzo.

Así que tengo que ir a Madrid, creo que ya es hora de hacer otra escapada, y volver a traspasar la puerta de Goya y entrar en el paraíso, y de paso saludar a mi hermosa Infanta Margarita.

Los 14 euros de entrada en el Museo me parecen algo excesivos, pero sé que los pago a gusto. Y es un museo nacional! Qué grandes los británicos que nos brindan su arte gratis! 

En fin, Madrid, creo que nos veremos en breve. 

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dublín + Howth: saboreando Irlanda.

15 años

En globo por la Capadocia