miércoles, 30 de marzo de 2016

Sicilia 2013


Recuerdos de una playa de Sicilia.
Riposto, Sicilia. 2013


Al final del viaje quedan recuerdos como este, de un baño en el Mediterráneo, con los pies sobre los cantos rodados de una playa de la costa este de Sicilia.

Sin duda el viaje de nuestra vida.

Hasta ahora.

sábado, 26 de marzo de 2016

El regreso del Catón. Matilde Asensi.

Lo quise leer desde el momento que supe que iba a salir publicado.

Es la secuela de El Último Catón, de la misma autora.


 Matilde Asensi. El regreso del Catón.
Editorial Planeta.

He leído todo lo que esta buena mujer ha publicado. Y el favorito de todos ellos ha sido siempre El último catón. Por eso cuando salió la secuela supe que tenía que leerlo.

Pero es cierto que han pasado años sin leer nada nuevo de ella. 

Y es a lo mejor por eso que no me ha entusiasmado.

Ottavia Salina sigue siendo la misma mujer carismática y amante de los libros y los textos antiguos que me conquistó en el primer libro. Pero he de decir que es más de lo mismo. Se podía adivinar, siendo una secuela y con aquello de que segundas partes... y, me gustó, no digo que no. Pero esperaba algo más.

Tiene la misma estructura que todos, es en cierto modo previsible, y de nuevo toca misterios religiosos que al final se resuelven con el hallazgo esperado...

Pero, eso si, si buscáis lectura amena y de aventuras, en eso esta autora cumple siempre, y este caso no es una excepción.

miércoles, 23 de marzo de 2016

Madrid. Un fin de semana con mucho arte.

Pues allá que nos fuimos este fin de semana pasado, a patear los Madriles y a visitar museos, costumbre que no queremos dejar de practicar al menos una vez cada dos años, como fue esta vez.

El motivo, oxigenar la mente y disfrutar de ese arte que sólo puedes ver en Madrid, porque seamos claros, Prado no hay más que uno, así de fácil.

Y como siempre, descubrimos cosas, que es lo mejor de salir de casa, dejarte sorprender.

Lo primero, un espacio de tapas y cañas variadas, en plena calle Fuencarral, donde caímos la primera noche y donde no puede haber mejor ambiente, el Mercado de San Ildefonso o San Ildefonso Street Market. Tacos, pizza, cañas y lo que se tercie, con tres pisos, dos terrazas y lleno hasta los topes como era de esperar, pero muy agradable, joven, moderno y dinámico. Vamos, que vuelvo...



Descubrir descubrimos arte también. Porque es cierto que íbamos con el objetivo marcado y conocido, es decir, con Ingres y La Tour en el Prado, ya sabíamos lo que íbamos a ver. Pero en directo los cuadros siempre ganan. Y aunque Ingres era la estrella, a mi La Tour me alucinó, con ese uso de la luz, con las transparencias y el realismo.

Detalle de San José carpintero, de La Tour.
Mirad aquí la mano del niño transparente a la luz de la vela.

Magdalena, detalle.
Y aquí la silueta de la calavera delante de la vela como para no deslumbrar. Y esa intimidad y ese silencio que casi se respira.

Tiene algo de fotográfico que me encantó. 

Y a pesar de conocerlo, verlo en directo es otra historia.

Los Realistas del Thyssen ya me dejaron algo más indiferente. Aunque he de reconocer que Antonio López tiene algo. Este baño en dos perspectivas es impactante al natural.


Y de paso descubrimos a Isabel Quintanilla, completamente desconocida para mi, pero que tiene cosas como ésta que nos dejaron con la boca abierta. Porque yo a primera vista diría que es una foto...o no? 


Pues no, es una pintura.


Son pinturas que vale la pena ver. De nuevo con esa luz casi de fotografía. sebe de ser eso lo que me conquistó.

Aunque es caro, el arte en este país es caro. Y mientras pagaba los 14 y los 12 euros respectivamente en cada museo, no dejaba de pensar en los museos británicos una vez más, y esa sensación de libertad cuando entras por la puerta y nadie te cachea ni tienes que hacer colas. Es otro rollo, otro espíritu, y más nos valía aprender un poco de ellos.

Y con una cenita en la latina y una visita a unos amigos, terminó un finde de lo más agradable y artístico. 

Me quedó atrás en palacio de cristal del Retiro, que quería yo visitar de nuevo y hacerle un par de fotitos. Pero ni hubo tiempo.

Queda para otra, que la habrá. 

sábado, 19 de marzo de 2016

Süleymaniye Camii. La mezquita de Soliman el Magnífico.

Últimamente he estado mirando fotos de los viajes de hace unos años. El cuerpo ya me pide escapar y a falta de avión, hay recuerdos. 

Los más hermosos y exóticos, de Estambul

Esa ciudad con la que hasta hace dos días Galicia estaba directamente unida por un enlace aéreo de la Turkish airlines, hasta que la política se metió por medio y nos dejó sin dicho enlace. Pero eso es otra historia...

De entre todas las maravillas estambulitas, hoy os traigo esta: la Mezquita de Suleyman, del arquitecto Sinan.

En esta ciudad es todo tan distinto! Y tan magnífico!

Fachada principal.

La mezquita es la que preside la ciudad, por así decirlo, en lo alto de la colina, y se ve desde todas partes.

Fue mandada construir por Suleiman I (o Soliman el Magnífico) al arquitecto Sinan, que la llevó a cabo entre 1550 y 1557.

Es majestuosa, proporcionada, enorme y en cierto modo clásica. Porque Sinan se vio influenciado por el arte italiano de la época, no en vano, estamos en pleno Renacimiento Italiano. 

Entrada.
 Y es la época en la que en España se va a construir el Escorial. Faltan pocos años para que se inicie. Así que es inevitable pensar en lo diferentes que fueron dos culturas, dos formas de ver el mundo  que se estaban desarrollando al mismo tiempo.

Cementerio de los sultanes.

Alrededor del edificio principal, otros secundarios que en su día fueron escuelas, hospitales y comedor para pobres. Y el cementerio de la familia imperial, donde también fue enterrado el arquitecto.

Cúpulas interiores.

El conjunto sufrió incendios y derrumbes y ha sido muy restaurado a lo largo de los siglos, pero la grandeza de la arquitectura es la misma que en origen, con sus juegos de cúpulas para contrarrestar pesos y proporcionar amplitud a los espacios, esquema heredado de Santa Sofía.



Los interiores acogedores y amplios al tiempo, alfombrados e iluminados por lámparas infinitas...

Habéis estado allí?  Yo volvería hoy mismo.

miércoles, 16 de marzo de 2016

Mientras duermes. Cosas de mala madre.

El otro día me sorprendí intentando recordar aquello de "me gusta cuando callas, porque estás como ausente" de Neruda, y dándole una nueva interpretación. Yo más bien diría "me gusta cuando duermes, porque estás como ausente". Y explico por qué.


Una de las cosas más duras de ser mamá, a mi modo de ver, y teniendo en cuenta que nunca me han chiflado los niños, es la obligación constante de ponerte a su nivel, al menos ahora que aun acaba de hacer un año y ni habla ni camina. Es decir: repetirle cosas, leerle los mismos cuentos, hacerle las mismas bromas... para que empiece a entender, vaya diciendo cositas...a su ritmo, pero para que vaya aprendiendo, en una palabra.

Es agotador. 

Es increíble ver cómo empieza a reconocer las formas, cómo te entiende cuando le pides que te de algo, o cómo señala el sol en el cuento cuando se lo pides.... pero el proceso es agotador.

Y a veces, un día, tu cerebro te pide algo más. Un poco de pensamiento profundo, algo de intelectualidad, o simplemente, algo de creatividad. Leer un libro, hacer un par de fotos experimentando luces y ángulos... escribir algo medianamente construido... tener una discusión sobre arte... qué se yo! 


Y todo eso sólo lo puedo hacer MIENTRAS DUERME.

Porque gracias a Dios o a quien sea, el niño ha salido dormilón. Y el tiempo de sus siestas es una mina de oro para mi. Y para mi cerebro. 

Así que agradecida y afortunada me siento de semejante privilegio y compadezco a los padres que no tienen un minuto de tranquilidad desde que el retoño amanece hasta que se vuelve a meter en cama. Porque es duro no tener un minuto para apagar el cerebro, para no pensar, o para pensar en todo aquello que te interesa.

Eso sí, lo dejo todo en cuanto lo oigo revolverse al final de su siesta, y la sonrisa con la que me recibe cuando me asomo a su cuna podría valer millones!

Y lo primero que pienso es... ¡tengo que fotografiarla!

sábado, 12 de marzo de 2016

Buenos presagios. Pratchett y Gaiman.

He de reconocer que Terry Pratchett me sonaba muy vagamente. Gaiman, por supuesto. Y ya había leído algo. A Pratchett llegué de casualidad después de una conversación con un compañero de trabajo sobre el Mundodisco. Me quedó circulando el tema en la cabeza y semanas después encontré en Pinterest referencias a un libro escrito por los dos autores: Buenos presagios, al que se referían como un libro imprescindible. 

La curiosidad mató al gato así que primero me lo bajé en formato electrónico y al final acabé comprándolo por 9 euritos, porque aunque les veo muchas ventajas a estas moderneces electrónicas, no le veo el placer, yo quiero pasar hojas de verdad.

Resultado de imaxes para buenos presagios

Y es muy muy bueno.

Es muy curioso, es todo humor e ironía en un relato sobre el fin del mundo desde el punto de vista del ángel y del demonio enviados al mundo para estar ahí y asistir a las fuerzas del Bien y del Mal cuando el Armagedon suceda.

Pero algo sale mal en el plan inefable: el Anticristo es intercambiado al nacer.

Y ahí empieza todo.

Lectura recomendada sin duda, para pasar un buen rato, con fragmentos verdaderamente memorables. 

Lo habéis leído? Os ha gustado?

Yo por mi parte he descubierto a un autor que sé que me va a seguir conquistando. Ahora toca ir a por el Mundodisco!

miércoles, 9 de marzo de 2016

KASABIAN. Goodbye Kiss.


La música de hoy lleva sonando en mi universo un tiempo ya, pero nunca se me dio por traerla aquí.


Porque es triste, habla de rupturas y amores que se acaban y la verdad es que es un tema que ha salido en muchas de mis conversaciones estos últimos días.

Pero me encanta la canción, me gusta ese teclado del principio y acompañando los estribillos... me recuerdan a Keane... qué tendrá la música inglesa???

Os dejo con KASABIAN.

Os gusta mi aportación de hoy?

sábado, 5 de marzo de 2016

Libros que quiero leer

Debe de ser porque en el último año he leído bien poco, que se me acumula el trabajo lector. Y las ganas de leer, todo sea dicho de paso.


Pero hay un problema, pequeño pero importante: la maternidad ha hecho que mi capacidad de concentración brille por su ausencia, no sólo porque no tengo demasiado tiempo sin peque a mi alrededor, sino también porque cuando por fin desconecto y abro el libro, estoy medio muerta y leo tres páginas pero duermo otras tres. 

Así que leer un libro me lleva una eternidad...

Pero yo no me rindo y estoy ahí.

Y esta es mi lista de los libros que quiero leer a día de hoy:




La vida de los elfos, de Muriel Barbery. Regalo de Reyes que espera en la estantería desde enero. La elegancia del erizo me pareció una joya, así que espero mucho de este.







Tokio Blues, de Murakami. El típico que sabes que hay que leer pero que nunca cae en tus manos. Ya lo tengo en electrónico.







Viaje al centro de la Tierra, de Julio Verne, como clásico de aventuras que sé que me va a gustar, y que tomé prestado de la biblioteca de mi hermana el otro día.






Ready Player One, de Ernest Cline. Distopía recomendada por mi querida Dina y con muy buenas criticas en todas partes. Es obligado! 









Dispara, yo ya estoy muerto, de Julia Navarro. Me gustan todos de esta señora, hasta ahora. Creo que ha ido mejorando con cada uno que escribe y este lo tengo pendiente. El otro día lo compré de saldo y ya está en la estantería.





Neverwhere, de Neil Gaiman. Me han hablado tan bien de él por todas partes que lo tengo que leer. Ya he leído dos de este autor y me gusta, así que promete. Y ambientado en Londres nada menos!








Dos hombres y un niño, de T.J.Klune. Libro amoroso y tierno, también recomendado por Dina que pienso devorar. 






Dos años, ocho meses y veintiocho noches, de Salman Rushdie, recomendado por uno de mis niños de prácticas, al hilo de mi fascinación por Buenos presagios de Pratchett y Gaiman (del que hablaré un dia de estos), así que lo pongo en mi lista ya. Además no he leído nada del autor así que...







Cómo ser mujer, de Caitlin Moran. Descubrí a esta chica gracias a este blog de Laura Ferrero, y me entró curiosidad desde el primer momento. Luego leí alguna crítica, y acabó de convencerme. Lo quiero! Feminismo y humor combinados, promete!







Tiempos de hielo, de Fred Vargas. La única novela negra que leo, pero es que el inspector Adamsberg me encanta! Este es el último de esta autora, y lo leeré en 2016 también con suerte.



Resultado de imaxes para la caverna d las ideas





La caverna de las ideas, de José Carlos Somoza. Asesinatos y misterio en la Grecia clásica, recomendado y prestado por mi hermana y que también está ya en la estantería.









Bueno, y estos son los que tengo apuntados, pero hay más seguro, y a medida que pasan los días y leo y oigo reseñas la lista aumenta. A ver qué consigo hacer en este 2016! 

Supongo que tenéis opiniones variadas sobre estos libros, así que si queréis me las podéis contar y ayudarme a decidir: por cuál empiezo?