Mayo y sus farricoques.

Sabéis lo que es esto?


El interior de un farricoque. O de un croque, o un cloque...tiene mil nombres! 

Son las flores de mi infancia y de mis mayos. 

Yo conocía la versión silvestre de esta maravilla, ramitas llenas de campanillas rosas... habitando las cunetas... algo así...


Pero la variante con las pintitas blancas en el interior no la había visto nunca. 

Hasta esta semana...

En Santiago, donde me paso los días.

En los alrededores de la Catedral, los jardines tienen estas cosas preciosas plantadas, y florecieron todas al mismo tiempo! Pero en una versión más elegante y urbanita, más sofisticada, más delicada y hermosa...


...y me faltó tiempo para sacar la cámara e inmortalizarlos.

Porque un mayo sin farricoques, no es mayo...

Comentarios

  1. Hola!
    me alegro de leerte,hacía un montón de tiempo que no pasaba por aquí... ni por nigún blog :(
    Estás en Santiago? cualquier día nos vemos :)
    Un bico,
    Aurora

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dublín + Howth: saboreando Irlanda.

15 años

En globo por la Capadocia