Lecturas: Mecanoscrito del Segundo Origen

A esta novela le tenía verdaderas ganas desde hace tiempo, más o menos desde el instituto. Creo que figuraba como lectura recomendada en Lingua Galega, algo que a mi se me antoja hoy en día como un alarde de modernidad, si nos fijamos en las pocas novelas que se traducen en pleno 2016. Pero este se tradujo, hubo 10 ediciones en gallego de hecho, así que yo lo conozco como el Mecanoscrito da Segunda Orixe

Es de Manuel de Pedrolo y es Ciencia Ficción del año 1974. Todo un clásico.

Tenía una idea aproximada del tema y poco más. Así que le hinqué el diente este año gracias al fenómeno electrónico. Y tengo mucho que decir.


Esta es la sinopsis.

Una mañana, Alba, una adolescente de catorce años, se lanza sin dudar a una esclusa para salvar de morir ahogado a Dídac, un niño mulato que acaba de ser víctima de una brutal paliza que ha acabado por dejarlo inconsciente.
Cuando salen a la superficie, ambos chicos se encuentran con un panorama aterrador: la humanidad ha sido arrasada por unos grandes platillos voladores, las casas han sido destruidas, todos los mamíferos han sido aniquilados...
Tras la impresión inicial, Alba y Dídac se dan cuentade que el futuro de la Tierra está en sus manos. Pronto empiezan a tomar medidas para hacer renacer de sus cenizas al planeta y evitar que se pierda todo el conocimiento almacenado hasta la fecha: salvan libros, aprenden medicina, mecánica... hasta reconstruir de nuevo el mundo y convertirse en los padres de una nueva civilización: el principio de algo nuevo y mejor.

Me enganchó muy fácilmente, Pedrolo escribe claro y la acción no cesa. 

Se plantea ante tus ojos un mundo arrollado por una fuerza alienígena que solo se intuye, y la desolación es tan grande que casi te imaginas el silencio de ese mundo sin mamíferos y poblado solo por dos seres humanos, y en donde han desaparecido hasta los ruidos de fondo.

La idea de un nuevo génesis está planteada desde el título, pero cómo asumen ese papel de Adán y Eva y la responsabilidad de poblar de nuevo el mundo... hacen pensar. Y todas eses reflexiones sobre la felicidad a pesar de saber que están solos...

Y la desazón del último capítulo, la soledad y el futuro que se intuye entre las lineas me removió por dentro...

Lo recomiendo muy mucho. 

No sé cómo lo habría visto si lo hubiera leído con 15 años, pero con 38 me ha dejado pensando, lo puedo asegurar.

Lo habéis leído? Pensáis como yo?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Dublín + Howth: saboreando Irlanda.

15 años

En globo por la Capadocia