miércoles, 29 de marzo de 2017

CAXADE. E isto é o amor.



Pues por ser miércoles, un día tan prosaico o tan mágico como uno lo quiera ver, hoy os traigo mi banda sonora de los últimos días, cargada de magia, circo, poesía y amor, sobre todo amor.



CAXADE. E isto é o amor.


Son gente de aquí, de la tierra, musicazos como la copa de un pino, que al escucharlos no sabrías decir si estás en medio del París de Amèlie o en una verbena popular gallega. 

Posiblemente son la mezcla perfecta de las dos cosas.

Son de aquí al lado, como quien dice, y suenan así de bien.

Y cuando suenan en el salón, Mateo y yo olvidamos los pies y volamos por la casa, aunque llueva fuera, aunque llevemos una semana sin dormir por los mocos, aunque a veces los días se hagan cuesta arriba... la música siempre aligera el alma!

Disfrutadlo!

miércoles, 15 de marzo de 2017

Bartolini: Maternidad


Bartolini: Maternidad.
Rijksmuseum. Amsterdam


Porque es esa gran desconocida de la que nadie te cuenta todo nunca, ni aunque pongan todo el empeño.

Porque te hace aprender tanto de la vida y de ti misma que pareces otra.

Porque es un reto diario que hay días que crees que no vas a superar.

Porque es el para siempre más rotundo que dirás en tu vida. Y al que no querrás renunciar nunca.

Porque nunca pensaste que no tendrías tiempo ni para darte una ducha de 5 minutos sin interrupciones.

Porque no siempre sabes si lo estás haciendo bien...y nadie te va a contestar la pregunta.

Porque un abrazo de esos brazos pequeñitos es lo más tierno que sentirás jamás.

Porque nunca tu vida estuvo tan patas arriba, para bien y para mal.

Porque es la montaña rusa más alucinante a la que te subirás, descubriendo sensaciones, sentimientos y actitudes propias y ajenas que no sabías que estaban ahí.

Porque llorarás a pleno pulmón de impotencia, pero también de amor, de felicidad y de celos incomprensibles.

Porque habrá días horribles en los que te replantearás las decisiones tomadas, y otros tan magníficos que desearías quedarte a vivir en ellos.

Porque ser madre es duro, y quien te cuente lo contrario miente.

Por todo esto y mucho más, no hay pedazo de mármol suficientemente grande y robusto para representar y hacer justicia a la MATERNIDAD. 

Bartolini lo intentó. Y no le quedó mal del todo.

jueves, 2 de marzo de 2017

Cementerio de Staglieno

Y tanto buscar ángeles caídos, encontré maravillas que no puedo dejar pasar. 

No soy de elogiar cementerios, la verdad. Sí que es cierto que le tengo ganas a un par de tumbas, aunque dicho así suene raro... por aquello de que son gentes conocidas y famosas; que me encantó el cementerio de Glasnevin en Dublín, y que el cementerio de High Gate en Londres lo tengo pendiente sobre todo después de leer Una inquietante simetría. Pero tampoco es que vaya con los cementerios marcados como destino turístico. Viendo lo que os voy a enseñar podéis deducir que mis prioridades han cambiado.

Porque este tengo que verlo si o si.


El cementerio de Staglieno, en Génova.


Tengo que ir y gastar carretes y carretes en él. como sea. O más bien gigas y gigas...


Se respira dolor y tragedia en cada esquina. 

Pero también arte, siglo XIX y neogótico a patadas. Efectismo, drama y romanticismo... 


No me digáis que no os perderías en él!


Y os quedarías más de piedra que las esculturas de este cementerio, que más que de mármol parecen de carne y hueso.

La mayoría son obra de un tal Giulio Monteverde, entre ellas este ángel, que se llama así, ángel de Monteverde y que es la pieza más famosa del cementerio, y con razón. Fijaos en la postura indolente, las telas, el gesto de la mano... 


Mirad esa cara...


Lo dicho, que tengo que ir!

Vosotros no?