Fan, fan.

Hacía mucho que no era fan.

Pero fan, fan...de esa que era cuando en octavo de E.G.B. me quedé flipada con Alejandro Sanz...y compré todos sus discos y puse posters en la pared a tamaño natural... de esas. 
Pero sin los posters, claro... que a estas alturas ya no es plan.

El caso es que me encanta este ser humano:


Fue (es) miembro de la boyband británica One Direction, de quien me he confesado en muchas ocasiones fiel seguidora... ¡a mis años!. Triunfaron todo lo que se puede triunfar en el mundo de la música comercial, hicieron legiones de fans por todo el mundo, y ni os cuento la de millones de libras...de locura!. Pero de todo se cansa uno, y hace dos años se separaron, prometiendo volver. Ahora cada uno ha iniciado carrera en solitario, como era de esperar, y aquí Harry Styles no ha sido menos. De hecho creo que le está yendo de perlas. 


Y no me extraña, la verdad. Se ha hecho su propia banda, mixta, por cierto, con una mujer a las baquetas y otra a los teclados, y está de gira por el mundo triunfando totalmente. Empezó en pequeñas salas y ahora llena arenas. Ha creado también una imagen propia muy ambigua y setentera que me encanta; su lema es "treat people with kidness" y está comprometido con causas sociales como el movimiento #marchforourlives... aunque su presencia en redes sea escasa y guarde celosamente su vida privada, algo que contribuye mucho y muy bien a su imagen, creo yo.


A todo esto hay que añadir su fugaz pero nada desdeñable paso por Hollywood, para encarnar en la película Durkerque de Christofer Nolan a un soldado británico que las pasa canutas para volver a casa en la segunda guerra mundial.

Y por si todo esto fuera poco, además es requeteguapo y lo mejor...que tiene una voz increíble. Os dejo una de sus mejores interpretaciones en directo de Sign of the Times, su primer tema y uno de los mejores del disco, casi 6 minutos de balada y vozarrón...



Ya solo me queda añadir que esta semana está en España... pero que tendré que quedarme con las ganas de verlo en directo. En fin... cosas de la vida adulta! 

Eso sí, aquí me quedo viendo a ver a dónde llega... que creo que será lejos.


Y vosotros, sois fans fans?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Dublín + Howth: saboreando Irlanda.

Uta von Naumburg y la mala de Blanca Nieves.

Tengo una misión.